Trastorno Límite de la Personalidad: ¿Qué es y cuál es su pronóstico?

0
353
trastorno limite de la personalidad borderline limite

“Es como si sintiera todo lo que sienten los demás pero elevado al cuadrado o al cubo. Por un lado, si alguien se pelea conmigo o me abandona, mi tristeza es demasiado fuerte, ¡Demasiado intensa e insoportable!, me frustra mucho sentirme así porque veo que a los demás les parece exagerado y luego eso me hace sentir mucha ira y vergüenza. Lo contradictorio es que a veces siento tanto y con tanta intensidad que luego me doy cuenta de que ya no puedo sentir nada. A veces, cuando me he sentido así de confundido, me he herido a mí mismo y cuando eso pasa, es como si el dolor externo me ayudara a aliviar el dolor que siento por dentro”

El Trastorno Límite de la Personalidad, también conocido como Trastorno Borderline; es uno de los trastornos con mayor incidencia en la actualidad y cuyos casos siguen aumentando en las consultas con profesionales de la salud mental.

Depresión de los adultos

¿Qué es el Trastorno Límite de la Personalidad?

El trastorno límite de personalidad se encuentra dentro de los trastornos del Grupo B, trastornos que se caracterizan por ser dramáticos, emotivos o inestables.

Las características resaltantes del trastorno son la inestabilidad en la relación consigo mismo y en las relaciones interpersonales con los demás, estableciendo así relaciones intensas, con total entrega e idealización rápidamente desde el inicio, para  luego dar lugar a una total depreciación al experimentar alguna decepción; auto imagen o auto concepto distorsionado y cambiante y emociones extremas e impulsividad.

Además, un rasgo muy importante es el temor excesivo al abandono y la realización de actividades o conductas para evitar a toda costa que éste suceda debido a un marcado temor e intolerancia a la soledad. Ésto genera un círculo vicioso, pues, la incapacidad para controlar los impulsos, la ira y los cambios constantes de humor e ideología, terminan alejando a los familiares, amigos o parejas que la persona desea conservar.

¿A qué edad puede iniciar el Trastorno Límite de la Personalidad?

Si bien se sabe que los trastornos de personalidad se pueden diagnosticar a partir de la edad adulta o la adultez temprana, se ha encontrado que se pueden identificar y prever la aparición del trastorno límite de la personalidad incluso antes de los 18 años de edad.

Cada vez es más fomentado el hecho de que los psicoterapeutas estén atentos a aspectos específicos como traumas en el vínculo con la familia en la etapa de la primera infancia.

La atención en este factor a temprana edad se ha reforzado debido a que se ha validado que el 80% de los casos de personas diagnosticadas con Trastorno Límite de la Personalidad presentaron abuso, negligencia o abandono familiar en la infancia.

¿Cuáles son los síntomas del Trastorno Límite de la Personalidad?

Se puede tener un diagnóstico presuntivo si la persona presenta 5 o más de los síntomas expuestos a continuación según el DSM-V:

  1. Esfuerzos frenéticos para evitar un abandono real o imaginado. Nota: No se incluyen los comportamientos suicidas o de la automutilación que se reconoce en el Criterio 5.
  2. Un patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas: Caracterizadas por pasar de la idealización a depreciación.
  3. Alteración de la identidad: auto imagen o sentido de sí mismo, negativo o persistentemente inestable, es decir, se experimentan constantes cambios respecto a cómo se es, qué se quiere, con qué aspectos de sí mismo se está conforme o con cuáles no.
  4. Impulsividad en al menos dos áreas de la vida (Área de pareja, económica, profesional, familiar, salud, social, sexual, etc),que es potencialmente dañina para sí mismo, como gastos, sexo, abuso de sustancias, conducción temeraria, atracones de comida. Nota: No se incluyen los comportamientos suicidas o de la automutilación que se reconoce en el Criterio 5.
  5. Comportamientos, intentos o amenazas suicidas recurrentes, o comportamiento de auto lesión como intento de aliviar el dolor emocional.
  6. Inestabilidad afectiva debida una notable reactividad del estado de ánimo, por ejemplo, episodios de intensa disforia, irritabilidad o ansiedad, que suelen durar unas horas y rara vez unos días.
  7. Sentimientos crónicos de vacío.
  8. Ira inapropiada e intensa o dificultades para controlar la ira, por ejemplo muestras recuentes de mal genio, enfado constante, peleas físicas recurrentes.
  9. Ideación paranoide transitoria relacionada con el estrés o síntomas disociativos graves.

¿Qué causa el Trastorno Límite de la Personalidad?

Las causas del Trastorno Límite de la Personalidad, así como otros trastornos, está relacionado a factores genéticos y ambientales, además de experiencias relacionadas a abusos, abandono o negligencia durante la infancia, los cuáles persistieron y no tuvieron un adecuado abordaje o soporte para darle solución en etapas tempranas.

Causas Genéticas

Se ha validado que los casos de Trastorno Límite de Personalidad se dan dentro de familias en las que existen antecedentes de parientes con otros trastornos de salud mental.

Causas Ambientales o de Contexto

En consulta, se ha validado que las personas que poseen un diagnóstico de Trastorno Límite de Personalidad sufrieron abuso psicológico, físico o sexual durante la infancia, así como situaciones de negligencia, descuido, abandono o separación de sus figuras parentales o tutores o crecieron en ambientes con relaciones conflictivas e inestables o cerca a familiares consumidores de alcohol y drogas.

Tratamiento para el Trastorno Límite de Personalidad

Medicación

Ciertos medicamentos, prescritos por un profesional de la Salud Mental, pueden ayudar a regularizar las emociones extremas que experimenta  una persona con el diagnóstico de Trastorno Límite de Personalidad, propiciando así un mejor estado emocional para poder proceder con una psicoterapia.

El tratamiento con medicación comprende el uso de antidepresivos, antipsicóticos o fármacos estabilizantes del ánimo.

Psicoterapia

Entre las orientaciones en psicoterapia con mayor eficacia, se encuentran las siguientes:

Terapia Dialéctica Conductual

Este tipo de terapia es la primera opción  para abordar los casos de Trastorno Límite de Personalidad debido a los resultados positivos y eficaces que ha presentado.

Esta terapia no sólo incluye la realización de terapia individual, en este modelo también se lleva a cabo la terapia grupal, diseñada específicamente para personas que poseen el diagnóstico de Trastorno Límite de la Personalidad.

El principal objetivo de esta terapia es enseñar a la persona nuevos recursos para poder regular, manejar y tolerar sus emociones, la angustia y mejorar sus relaciones. Aquí se entiende que el punto no es, por ejemplo, lograr que el paciente deje de auto lesionarse, aquí se entiende que la auto lesión se detiene cuando se manejan las emociones, pues la auto lesión es ejecutada con el fin de aliviar el dolor emocional.

La Terapia centrada en esquemas

Este modelo de terapia se centra en identificar aquellas necesidades no satisfechas que al no ser resueltas, causaron medidas adaptativas que pudieron haber sido útiles en el pasado para protegerse de experiencias negativas o de mucho sufrimiento, que se mantuvieron en un presente en el que éstas ya no sirven más y son perjudiciales para su vida. La terapia lo que buscará será satisfacer estas necesidades no resueltas.

Terapia Familiar Sistémica

Este modelo de terapia implica trabajar junto a los miembros de la familia, cuidadores, amigos u otras personas importantes para la persona y que se encuentren en constante relación con ella. Aquí se entiende los patrones de comunicación y relación establecidos para realizar movimientos distintos en la familia con el fin de despatologizar a la persona con el diagnóstico y entender que el problema a solucionar no se centra en un solo miembro de la familia, sino en el funcionamiento de todos los miembros de ésta.

Pronóstico del Trastorno Límite de Personalidad

Debido a la incidencia y a la difusión del Trastorno Límite de Personalidad, se han hallado cada vez mayores alternativas de solución y cada vez mayor cantidad de profesionales de la salud mental capacitados para abordar los casos.

Se han tenido muchos casos de éxito respecto al Trastorno Límite de personalidad, el éxito es mayor mientras sea detectado con mayor rapidez y se siga el tratamiento adecuado.

Muchas personas con diagnóstico de Trastorno Límite de Personalidad logran desarrollarse y tener una vida funcional si reciben el tratamiento oportuno y el apoyo de familiares.

Es importante Eliminar el estigma

Las persona diagnosticadas con Trastorno Límite de Personalidad, así como muchas otras personas con otros problemas de salud mental, pueden desarrollar recursos y conductas adapatativas, tener un diagnóstico no las inhabilita para tener una vida satisfactoria.

Un caso significativo es el caso de Marsha Linehan, terapeuta, investigadora y creadora de la Terapia Dialéctica Conductual, quien experiementó en carne propia el Trastorno Borderline y empleó sus dificultades para tener un mayor entendimiento y crear una solución para sus problemas y ayudar con ésto a los demás.

Ésto es posible gracias a los tratamientos pero también y en gran medida, gracias al apoyo de familiares, amigos y personas cercanas.

Es importante erradicar el estigma respecto a los problemas de salud mental porque así todos estaremos capacitados para comprender que las personas con Trastorno Límite de Personalidad u otros Trastornos también tienen la misma capacidad para salir adelante, brindarles la aceptación y apoyo necesarios en lugar de discriminarlos o alejarse de ellos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here