¿Cómo aliviar el estrés?: Consejos prácticos

1
92
afrontar el estrés stress ansiedad

La palabra estrés (tensión nerviosa) proviene del inglés stress (énfasis o presión). El estrés es la respuesta natural que tenemos para “ponernos en acción” y adaptarnos a las exigencias presentes e nuestro entorno para garantizar así nuestra supervivencia, a éste se le conoce como “Eustrés” y como tal, el estrés es inevitable en muchas situaciones de nuestras vidas.

Sin embargo, el estrés puede volverse un problema a resolver cuando se vuelve un estado permanente, haya no una situación para la cual sea útil, cuando esto pasa, es conocido como “Diestrés”.

Este malestar se refuerza cuando, en el intento de intentar aliviar nuestro estrés, recurrimos a elementos como las drogas. Cuando no nos sentimos capaces de gestionar nuestro estrés, llegando a utilizar elementos como las drogas que a largo plazo lo que lograrán es causarnos otro problema, es necesario buscar ayuda o recursos saludables para afrontarlo.

¿Cuáles son las causas del estrés?

Existe una gran cantidad de situaciones o razones que pueden causarnos estrés:

  • Presión laboral.
  • Conflictos familiares.
  • Vivenciar algún tipo de acoso.
  • Afrontar una entrevista laboral.
  • Preparase para aprobar un examen.
  • Problemas o separaciones de pareja.
  • Acumulación de trabajos o responsabilidades.
  • Afrontar el proceso de enfermedad de un ser querido o su fallecimiento.

Es más, no sólo los eventos negativos pueden disparar el estrés, las buenas también pueden hacerlo. Imaginemos que planificabas quedarte a descansar en casa y de repente llega tu pareja con un plan para salir de fiesta con muchos amigos en común a los cuáles quieres mucho y no ves desde hace mucho tiempo. La idea es buena y te alegra verlos, pero planeabas descansar y además ahora tendrás que producirte, invertir dinero, invertir mucha energía y estar en movimiento. Sin quererlo, algo bueno se convirtió en un detonante de estrés.

¿Cómo manejar el estrés?

Existen varias actividades que puedes hacer para ayudarte a aliviar el estrés:

No te aísles: Comparte tus emociones, busca a alguien con quien conversar y expresar tus emociones de alegría, ira o tristeza. Esto, además de permitirte desahogarte, abrirá la posibilidad de que tus seres queridos te brinden otras formas de solucionar el problema y podrás verlo desde otra perspectiva.

Organiza tu tiempo: Prioriza y estructura tus actividades y expectativas. El poner en orden tus responsabilidades te permitirá tener tiempo libre para dedicarlo a otras actividades que estabas aplazando o a tener un tiempo de descanso.

Estilo de vida saludable: Descansa lo suficiente. Una vez que hayas empezado a gestionar tu tiempo, dedica ese tiempo libre a tu descanso para que despiertes con mayor energía y puedas realizar con eficacia tus actividades. Consume alimentos saludables y realiza ejercicios regularmente, invierte tu tiempo en tu salud, no la descuides.

Sé asertivo: Es decir, establece límites, aprende a decir “no”. Suspende actividades que no sean tu prioridad o aquellas que realmente no deseas hacer pero que asumes con la intención de no tener que afrontar a los demás.

Escucha música anti estrés: La música puede generar una sensación de relajación y con ello podemos regular el estrés que experimentamos. Puedes encontrar música relajante en internet con un solo click. Para que empieces con tu playlist, te recomendamos la canción “Weightless” de Marconi Union, sentirás cómo te relajas poco a poco.

¿Cuándo el estrés se convierte en un problema que requiere atención profesional?

Existe un momento en el que sentimos que el estrés arrasa con nuestros recursos, que a pesar de que lo intentamos no podemos controlarlo y nos genera malestar en diversas áreas de nuestra vida.

Nos sentimos atrapados, sentimos que no existe solución para nuestro problema y creemos que tendremos que vivir así para siempre, generando frustración y tristeza. Si te sientes así, es momento de buscar ayuda.

Estas son algunas de las señales de que el estrés está aumentando demasiado y de que es necesario buscar ayuda especializada:

  • Sientes que el estrés está afectando tu salud.
  • Pierdes el apetito y tienes dificultades para dormir.
  • Está usando drogas o alcohol para bloquear el estrés.
  • Te sientes triste y constantemente piensas que no tienes mayores razones para seguir.
  • Te sientes tan desesperado que has pensado en abandonar tus estudios, tu trabajo, escapar o hacerte daño.
  • Tienes preocupaciones y pensamientos de los que no puedes hablar porque sientes que las personas no te entenderán o pensarán que eres “raro”.
  • Escuchas voces que te dicen qué hacer o te hacen comportarte de manera extraña.

Es importante que puedas buscar a alguien de confianza con quien hablar de lo que está ocurriendo. Puede ser un amigo, familiares, psicólogos, profesor, trabajador social, consejero juvenil, etc. Para que juntos puedan encontrar medidas de solución ante éste problema.

Es importante mencionar que no estás solo, que existen muchas personas que pasan por problemas muy similares y que es posible obtener mejoría cuando se inicia un tratamiento. No te aísles, cuando hablas acerca de lo que está pasando, todo es más fácil.

Artículo anteriorMenopausia: Una etapa de transición donde la mujer ya no es fértil
Artículo siguienteLos efectos de la Ansiedad en nuestra salud
Hola soy Liliana Requejo, Licenciada en Psicología. Realizo mi formación como psicoterapeuta en Terapia Familiar Sistémica en Ifasil. Actualmente desarrollo el Servicio Rural Urbano Marginal de Salud (SERUMS) como Psicóloga Clínica y escribo para el proyecto "Hoy Aprendí". Poseo conocimientos en abordaje de pacientes bajo el enfoque de la Terapia Familiar Sistémica, evaluación de la personalidad, perfil profesional y realización de talleres psicoeducativos. Además de las actividades relacionadas a mi carrera, comparto interés por las expresiones artísticas, llevando cursos de fotografía, dibujo, teatro y una diplomatura de especialización en Diseño Gráfico Digital. Me encanta el poder usar las redes de manera positiva para difundir la psicología y la reflexión con el fin promover la salud mental. Gracias por leerme.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here