¿Por qué cuando me levanto de la cama me mareo?

0
10402

¿Por qué cuando me levanto de la cama me mareo?, es una de de las principales preguntas que suelen hacerse en la consulta del area de otorrinolaringologia, pero como lo explica el doctor nicolás pérez, profesor de la clínica Universidad de Navarra en su libro Vértigo y mareo y, esto puede deberse a varias causas, tanto a algo fisiológico como algo patológico, es por ello que lo primero que debes haces es mantener la tranquilidad puesto que a pesar de que también puede deberse a problemas médicos que podrían generan una cierta discapacidad, no son mortales y que se pueden manejar con tratamiento medico.

Alrededor del 20% de las personas de entre 18 y 65 años han sufrido este problema. Y cuantos más años se tienen, más probabilidad hay de padecerlo. Por tal motivo el Dr navarra nos explica en su libro cuáles son sus posibles causas de mareos y cómo se puede tratar.

¿Qué es el vértigo?

Es una sensación subjetiva de movimiento de los objetos que nos rodean o de nuestro propio cuerpo, es decir, sentir que las cosas giran a nuestro alrededor.

¿Por qué cuando me levanto me mareo? es una de las principales preguntas que se hacen en la consulta de otorrinolaringología

¿Cómo se diferencia el mareo del vértigo?

El vértigo no es lo mismo que sentirse mareado, suele diferenciarse de los mareos porque Las personas con vértigo sienten como si realmente estuvieran girando o moviéndose, o como si el mundo estuviera girando a su alrededor acompañada de náuseas, a diferencia del mareo que es la sensación de que usted se va a desmayar o caer.

¿Qué es la hipotensión ortostatica?

Si la sensación de mareo ocurre solo al levantarse y permanece por un par de minutos, posiblemente se trate de una hipotensión ortostática y, en ese caso, es un problema cardiovascular de causa fisiológica ¿Como es esto?

Cuando hablamos de fisiológico, nos referimos a que es algo normal, y que se debe por la gravedad, en palabras sencillas, en ocasiones, la tensión arterial no se adapta bien a los cambios de posición, lo que provoca mareos de muy corta duración, relacionados con la posición del cuerpo y especialmente de la cabeza, cuando nos levantamos bruscamente nuestro cerebro no es capaz de recibir el suministro de sangre tan rápidamente lo que ocasiona que nos de un mareo, un ejemplo típico son las personas que se marean cuando se levantan de forma brusca de la cama o sí se atan los zapatos.

¿Cuáles son las causas del vértigo?

Existen dos tipos de vértigo, el vértigo periférico y central, de la cual se describen varias causas:

1. El vértigo periférico:

Se debe a un problema en la parte del oído interno que controla el equilibrio, estas áreas se denominan laberinto vestibular o canales semicirculares. Dentro de los problemas mas comunes estan: Inflamación del nervio vestibular (neuronitis), Irritación e hinchazón del oído interno (laberintitis), enfermedad de Meniere, Ciertos medicamentos, como antibióticos aminoglucósidos, cisplatino, diuréticos o salicilatos y patologías de base (diabetes, hipertension).

Problemas en el oído:

 Los más frecuentes son:

  • La enfermedad de Ménière

    Es una enfermedad que afecta al oído interno, causada por el aumento de endolinfa en el laberinto o por una inflamación del mismo, caracterizada principalmente por episodios de vértigo, que suele manifestarse muy acompañada de tinnitus (zumbidos en los oídos) e hipoacusia (disminución del audio). La pérdida de audición es fluctuante y evoluciona con el paso de los años a una hipoacusia o sordera irreversible.)

  • La neuritis vestibular:

    Es una lesión inflamatoria del nervio vestibular provocada por un virus. Generalmente es una crisis única, de uno a seis días, con mucho mareo y náuseas, que da paso a una sensación de inestabilidad de 2-3 semanas de duración. El tratamiento consiste en eliminar los síntomas iniciales para luego iniciar un protocolo de rehabilitación vestibular. Se realizan ejercicios de control de mirada y postura cuando al paciente se le provoca un movimiento de cabeza determinado.

  • Laberintitis: 

    La laberintitis vírica es la más frecuente de todas las vistas en la clínica práctica. Puede aparecer como una complicación de enfermedades generales víricas, como sarampión, parotiditis, influenza y varicela, aunque también puede ocurrir en ausencia de enfermedad sistémica vírica puede ser muy dolorosa y afectar la audición.

Enfermedades sistémicas o generales:

tales como (diabetes, hipertensión…) casi siempre hay periodos de mareo. Suelen ser poco molestos y se controlan vigilando la enfermedad de base.

Medicamentos:

La interacción entre medicamentos es una de las causas más frecuentes de vertigo, sobre todo en personas mayores. Suele ser una sensación desagradable de mareo continuo y entre los medicamentos más comunes son: antibióticos aminoglucósidos, cisplatino, diuréticos o salicilatos.

Ataque de pánico o de angustia:

Entre sus múltiples síntomas (palpitaciones, sensación de ahogo, opresión en el pecho, sudoración, temblores…), con frecuencia también se incluye una sensación importante de inseguridad al caminar, como de flotación o desequilibrio, incluso de movimiento propio o del entorno cuando se está quieto.

2. El vértigo central:

Producido por problemas directamente del cerebro que traen como sintoma secundario el vértigo, dentro de la cual se pueden mencionar: Enfermedad vascular (vasculitis), esclerosis múltiple, convulsiones, ECV o ictus, tumores cerebrales, migraña vestibular.

Ictus cerebral:

El vértigo o el mareo dura poco y da paso a una sensación de inestabilidad muy fuerte y continua. Pronto surgen otros síntomas inhabituales en los mareos causados por problemas del oído, una vez que se trata el origen del ictus los sintomas de vértigo suelen ceder los sintomas.

¿Cómo se pueden tratar los vértigos?

Aunque el mareo reaparece frecuentemente (casi en el 15% de los casos), no es posible prevenirlo. Lo bueno es que el mareo posicional es fácil de tratar y eliminar, es por ello que puedes realizar las siguientes recomendaciones para mejorar los sintomas del vertigo:

  • Los mareos que ocurren con los cambios posturales:

 y que obedecen a un problema en el oído interno necesitan unas maniobras específicas para sacar de los conductos del oído interno un material calcáreo (cristales de carbonato cálcico) que, cuando se mete en ellos, envía al cerebro mensajes confusos acerca de la posición del cuerpo, provocando el vértigo. En este caso, ponte en manos del otorrino. Además levántese de forma lenta y progresiva de la cama o el sofá, evite los cambios posturales bruscos. Para levantarse de la cama, primero póngase en el borde y lentamente se incorpora hasta ponerse de pie.

  • En caso de que se trate de un problema de la tensión arterial:

 hay que acudir al cardiólogo para que ponga tratamiento y se puedan prevenir complicaciones mayores. Un mareo postural de causa vascular o cardiaca es una urgencia médica mayor, ya que puede evolucionar a un síncope que se acompaña de pérdida del conocimiento.

  • Déficit o la insuficiencia de vitamina D:

es un factor relacionado con la reaparición del vértigo posicional. Por este motivo, vigilar los niveles (con los de calcio y fósforo) puede darnos pistas para tratar un vértigo y mareo recurrentes.

Tenga en cuenta que: los vértigos a repetición pueden ser cada vez más fuertes y llegar a provocar caída. Sí se incorpora de noche de la cama para orinar, es un momento de mucho riesgo para caerse, levántese poco a poco y vaya al baño con precaución. A los hombres que se levantan por la noche a orinar se les recomienda hacerlo sentado. Tenga precaución los días de calor o sí tiene fiebre o diarrea, estos mareos posicionales son más fuertes y las caídas son más frecuentes. Mientras mas pronto lo vea un medico para tratar la causa más rápido se aliviaran los sintomas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here