7 Señales que te alertan de la hiperglicemia y como prevenirlo

0
391

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, casi tres millones de personas mayores de 18 años tienen problemas de hiperglicemia o diabetes tipo 2, asociada principalmente con el sedentarismo, la mala alimentación y el tabaquismo.

Incluso el 19 de enero de 2003, Jordan Weiss, un alumno del cuarto grado en la Escuela de Mason-Rice en Newton, Massachusetts murió de repente en su sueño por una diabetes tipo 1 no diagnosticado. Por tal motivo su familia, los amigos y la comunidad crearon una fundación para recoger fondos y fomentar el conocimiento y la educación a través de la comunidad y más allá, enfocándose en el tipo 1 y el tipo 2 de diabetes y sus complicaciones.

El conocimiento de la señales de alerta de las enfermedades, son la arma mas grande de prevencion para evitar las complicaciones y futuras mortalidades en las personas.  A veces los síntomas pueden ser obvios pero en otras ocasiones podemos andar caminando sin saber que sucede realmente en nuestro organismo. En el caso de Jordan, sus síntomas fueron limitados, sutiles y atribuidos a otra enfermedad. Es por ello que en el siguiente articulo aprenderas los sintomas que te alertan de una “hiperglicemia” y como poder prevenirlo para evitar las futuras consecuencias que esto trae consigo.

¿Qué es la hiperglicemia?

La hiperglicemia o hiperglucemia es el término medico que se utiliza para hacer referencia a los altos niveles de azúcar en la sangre. La hiperglucemia también se presenta cuando el organismo no puede utilizar la insulina adecuadamente (resistencia a la insulina)

¿Cuáles son las causas de la hiperglicemia?

Hay muchas cosas que pueden causar hiperglucemia, entre las cuales podemos mencionar.

  • Si usted tiene diabetes de tipo 1 (ausencia de producción de insulina por el páncreas)
  • Si usted sufre de diabetes de tipo 2 (su organismo cuenta con la cantidad insuficiente de insulina para contrarrestar los valores de azúcar en la sangre)
  • El problema quizás sea que comió más de lo planeado o realizó menos actividad física de la programada.
  • El estrés que provoca una dolencia como, por ejemplo, un resfrío o una gripe también podría ser la causa de un exceso de hiperglicemia pasajera
  • Otras clases de estrés, tales como los conflictos familiares, los problemas en la escuela o los problemas de pareja, también podrían causar hiperglucemia.
  • Es posible que haya experimentado el fenómeno del amanecer (un aumento de las hormonas que el cuerpo produce diariamente alrededor de 04 a.m.-05 a.m.).

¿Cómo funciona la insulina para mantener regulada los niveles de glicemia?

La insulina es una hormona producida por el páncreas que tiene varias funciones importantes en el cuerpo humano, tales como: la regulación de glicemia en la sangre, la síntesis de lípidos y la regla de la actividad enzimática.

El papel más importante de la insulina del cuerpo humano es su acción recíproca con la glucosa para permitir que las células del cuerpo utilicen la glucosa como energía. El páncreas produce generalmente más insulina en respuesta a un pico en nivel de azúcar de sangre, por ejemplo después de comer un alto de la comida en energía. Esto es porque la insulina actúa como “llave” para abrir las células en el cuerpo permitiendo que la glucosa sea utilizada como fuente de energía (como lo verás en la siguiente imagen a continuación).

hiperglicemia

Cuando hay exceso la glucosa en la circulación sanguínea, conocida como hiperglucemia, la insulina almacena la glucosa como glucógeno en el hígado, el músculo y las células gordas, para ser utilizados más adelante cuando las necesidades energéticas son más altas (ejemplo: cuando realizamos ejercicio físico), estableciéndose los niveles normales de la glucosa en sangre.

Pero cuando existe una ausencia de la insulina, el cuerpo no puede utilizar la glucosa como energía ya que no existe la llave para que esta permita la entrada al interior de la célula. Como consecuencia, la glucosa permanece en la circulación sanguínea produciendo la hiperglucemia, que si no es tratado a tiempo se puede convertir en algo crónico dando origen asi a la “Diabetes Mellitus” dañando poco a poco los nervios, retina, riñones, corazón entre otros.

¿Sabiendo esto, cuales son los síntomas que me alertan de una hiperglicemia?

Como lo mencionamos anteriormente el comienzo de la hiperglicemia suele ser silencioso debido a que los propios sintomas de la enfermedad no suele causar grandes modificaciones, pero si suelen aparecer ciertos síntomas que nos pueden dar indicios de que algo que malo está ocurriendo en nuestro organismo y que podríamos tener los niveles de glucosa altos en la sangre; es por ello, que presta mucha atención para que los tengas en consideración y acudir al médico de inmediato, si llegas a presentar varios de ellos.

1. Hambre excesiva:

Recuerda que al no haber la suficiente cantidad de insulina en la sangre y no permitir la entrada de glucosa a la célula, el cerebro manda señales indebidas al cuerpo para que coma más y así compensar la falta de energía en el organismo. Pero, al existir esta dolencia, la persona nunca se sacia y el hambre no se acaba.

2. Pérdida de peso sin desearlo:

La excesiva sensación de hambre no hará que engordemos. La insuficiencia de la insulina en nuestro organismo provoca una pérdida de peso sin motivo aparente. Si durante un tiempo la báscula te índica que estás bajando kilos y no estás haciendo ninguna dieta o deporte, debes acudir al médico porque es un síntoma de la diabetes. Según algunos especialistas, un adulto puede llegar a perder entre 5 y 10 kilos en dos o tres meses.

3. Aumento de la sed y de orinar constantemente:

A este término se le llama polidipsia, y hace referencia a la necesidad frecuente de los hiperglucémicos de tomar agua debido a que este exceso de glucosa hace que los riñones deben filtrar más agua como método compensatorio para tratar de eliminar esa abundancia de glucosa que existe. Éstos extraen líquidos de otros tejidos para ayudar a expulsar el exceso de azúcar.La sed es una respuesta del cuerpo para que al beber agua ayudes a los riñones con el proceso. Al beber tanto líquido extra, inevitablemente aumentarán tus ganas de orinar. Esta alteración suele ser muy común durante las horas nocturnas, así que, si sientes muchas ganas de visitar el baño, no esperes y consúltalo con tu médico.

4. Sensación de fatiga o cansancio constante:

Otro de los trastornos que pueden ayudarnos a darle una respuesta a la pregunta: ¿cómo saber si tengo diabetes? Como he explicado, la falta o ineficacia de la insulina hace que las células no puedan transformar la glucosa en energía, por lo que la sensación de cansancio crece. Además, la pérdida de peso y líquidos, debido a que los riñones trabajan constantemente para eliminar el exceso de azúcar en el torrente sanguíneo, hace que nuestro cuerpo este constantemente en funcionamiento, aumentando el hipercatabolismo acción que provoca una mayor fatiga.

5. Visión borrosa:

Los altos niveles de azúcar en la sangre, si no se controlan, afectan a la agudeza visual, debido a un edema del cristalino, que provoca una visión distorsionada. Además, si durante la enfermedad, la glucosa permanece alta y no hay una buena gestión de la dolencia, puede acabar afectando a la retina, hecho que hace que aumenten las posibilidades de sufrir una ceguera o un problema crónico en la visión.

6. Problemas con la piel:

Si observas que te haces una herida y tarda mucho tiempo en cicatrizarse, o ves que tienes constantes llagas en la boca o infecciones, debes estar muy al tanto, porque puede ser otra alerta de diabetes.  Este hecho suele ocurrir porque los vasos sanguíneos están dañados por la excesiva cantidad de glucosa que corre por nuestro sistema sanguíneo.

7. Tardas mas tiempo para que tus heridas cicatricen:

Además de causar un notable debilitamiento en el sistema inmunológico, la hiperglicemia también conduce a una reducción drástica de la capacidad de sanación del cuerpo. La ciencia aún no ha logrado explicar adecuadamente los motivos de esos cambios. De alguna manera, los altos niveles de glucosa disminuyen las tasas de curación de infecciones y heridas. Puede ser alarmante si además tienes otros síntomas.

¿Cómo se diagnostica la hiperglicemia?

Los valores normales de glicemia son de 70-100mg/dl, cualquier valor de glicemia mayor de 100m7/dl encontrado de manera ocasional, debe ser seguido por otras pruebas las cuales te presentaremos a continuacion, y si la persona llegara a presentar tres de los siguientes criterios se confirma el diagnostica de una diabetes.

  • Síntomas de diabetes mencionados anteriormente + una determinación de glicemia al azar > 200 mg/dl en cualquier momento del día.
  • Glicemia en ayunas >= 120 mg/dl. Debe ser en ayunas de al menos 8 horas.
  • Glicemia postprandial (después de haber comido)>=  200 mg/dl o tomar una muestra de sangre después de 2 horas de una sobrecarga oral de glucosa.
  • Hemoglobina Glucosilada (HbA1c mayor o igual de 6,5 %).

diagnostico de la hiperglicemia

¿Cuál es el tratamiento de la hiperglicemia y las medidas preventivas?

El tratamiento de la hiperglicemia se basa en tres pilares: dieta, ejercicio físico y medicaciones, teniendo como objetivo mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de la normalidad para minimizar el riesgo de complicaciones asociadas a la enfermedad.

Para la diabetes tipo 1:

 La insulina es el tratamiento primordial; hoy en día solo puede administrarse inyectada, ya sea con plumas de insulina o con sistemas de infusión continua (bombas de insulina). “Es preciso ajustar la administración de insulina a lo que la persona come, la actividad que realiza y sus cifras de glucosa, por lo que el paciente debe medirse la glucosa de forma frecuente, mediante el uso de glucómetros (pinchándose los dedos) o con sensores de glucosa intersticial (alguno ya está financiado en varias comunidades autónomas), de forma más sencilla y menos dolorosa”, comenta González.

Para la diabetes tipo 2:

El tratamiento es mas amplio: En este caso, a diferencia de los pacientes con diabetes tipo 1, no siempre va a ser precisa la administración insulina. Adoptando un estilo de vida saludable y perdiendo peso, los niveles de glucosa pueden normalizarse. Junto a ello se pueden añadir fármacos que ayuden a que la insulina funcione mejor. El fármaco que se prescriba “dependerá fundamentalmente de las características clínicas del paciente”. Los grupos terapéuticos disponibles son los siguientes: Biguanidas, de las cuales solo se utiliza la metformina, Inhibidores de la alfa decarboxilasa, Sulfonilureas entre otros.).

¿Cuáles son las complicaciones de la hiperglicemia?

Existe una relación directa entre el cumplimiento del tratamiento y un adecuado control glucémico, que a su vez se relaciona con el riesgo de desarrollar complicaciones crónicas asociadas a la diabetes. Es por ello que si el paciente no tiene un control adecuado de los valores de glicemia, puede presentar las siguientes complicaciones:

  • Cetoacidosis diabética:  La cetoacidosis se desarrolla cuando el organismo no cuenta con la suficiente cantidad de insulina. Sin la insulina, el organismo no puede utilizar la glucosa como combustible. Por ende, el organismo descompone las grasas (lípidos) para utilizarlas como energía. Cuando el organismo descompone las grasas, aparecen productos residuales denominados cetonas. El organismo no tolera grandes cantidades de cetonas y trata de eliminarlos a través de la orina. Desafortunadamente, el organismo no puede deshacerse de todas las cetonas y, por lo tanto, se acumulan en la sangre. Como resultado, puede presentarse un cuadro de cetoacidosis pudiendo conllevar a la muerte
  • Otros problemas médicos: Según el miembro de la junta directiva de la SED, “actualmente la diabetes es la primera causa de diálisis y de amputaciones no traumáticas, además de ser una causa muy importante de ceguera”. Asimismo, “tiene una gran influencia en el desarrollo de problemas circulatorios, como angina de pecho e infarto”.

¿Cómo puedo prevenir la hiperglicemia?

1. Bebe abundante agua:

es importante no solo para calmar la sensación de sed, sino porque el agua va a convertirse en una ayuda para bajar los niveles de azúcar en sangre.

2. Sigue al pie de la letra el patrón de medicación:

No pretendas llegar a tus niveles glucémicos óptimos lo más rápido posible. Primero, esto podría causarnos una hipoglucemia con todos los riesgos que esto conlleva y segundo, los cambios bruscos de glucemias son lo que más afecta negativamente a nuestro organismo.

3. Mide tus glucemias con bastante frecuencia:

pero si tus niveles de azúcar son altos, aumenta los controles. Además, los diabéticos tipo 1, cuando superan los 250 o 300mg/dl idealmente debemos comprobar si tenemos cetonas en la orina.

control de la hiperglicemia

4. Haz ejercicio:

es una forma natural de bajar nuestras glucemias, de hecho, el deporte es una de las mejores herramientas preventivas de la hiperglucemia. pero si tus niveles están por encima de 250mg/dl debes de comprobar si tenemos cetonas en la orina. Si el test es positivo, no debes realizar ninguna actividad física porque podrías empeorar la situación, subiendo nuestros niveles de azúcar aún más.

5. Aliméntate bien:

aunque tengas unos niveles elevados recuerda que tu cuerpo sigue necesitando alimentarse. Ten en cuenta que debes evitar alimentos ricos en azúcar para que los niveles de azúcar en sangre no se incrementen más aún.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here