Separados como pareja, juntos como padres

1
3237
separados como pareja juntos como padres

El amor en la pareja puede terminar y dar pie para separarse, el problema real viene cuando hay hijos de por medio, aquí salen las dudas y temores de, ¿Será que nos damos una oportunidad por nuestro hijo?, ¿Sino funciona la relación de pareja, debemos volver por la apariencia social?, ¿El divorcio está mal ante Dios?, ¿Si vamos a terapia de pareja? ¡Si te amo o no yo no me voy a quedar contigo, por el bien de la familia!, ¡Tienes que intentarlo por tu hijo!, ¡No se pueden separar porque son una familia!, !Nuestro hijo no tiene la culpa.

Como podrás darte cuenta surgen muchas preguntas quizás en este momento leyendo este artículo te surgirán mas, lo mas idóneo es hacer aun lado las diferencias por el bienestar de tu hijo pero ¿cómo lo voy hacer?, primeramente debemos entender y aceptar que nuestra relación de pareja nos está haciendo daño de tal manera que esta afectando a nuestra familia.

A veces juntos, a veces por caminos separados

Muchas de las parejas en un inicio cuando se va complicando  la relación tienden a no aceptar los errores por verlo como un fracaso y quieren estar juntos llevando así consigo un vía crucis día a día de los problemas, arrastrando también a los hijos. Unos llegan a un acuerdo en darse una oportunidad, otros toman la decisión de tener un bebé, otros asisten a terapia, otros acuden a tener otra pareja y ser infieles, y hay casos en los que acuden a las adicciones.

Realmente hay parejas que salvan su relación en terapia, si les resulta darse una oportunidad cada uno, siendo una decisión de los dos transformando la crisis de su matrimonio en esperanza en donde se restaure el amor y haya un reencuentro más que desencuentros. Por otro lado hay casos en los que no funciona, no llegan a conciliar y aun se mantienen juntos mostrándoles a los hijo lo peor de cada uno de ellos. y te preguntaras ¿Qué pensará mi hijo?, ¿Cómo estará mi hijo al escuchar las ofensas, las discusiones los gritos?.

juntos como padres
separados como pareja juntos como padres

Verdaderamente es un proceso difícil en donde los pequeños pagan casi siempre los platos rotos, en donde los ponemos entre la espada y la pared diciéndoles ¡Te quedas con tu mamá o te vienes conmigo!, ¡Tu papá es malo!, ¡tu madre es una loca! estas son solo algunas de las infinidades de frases que escuchan y se ven sometidos los niños.

A veces resulta más fácil y llevadero aceptar que ya no hay tal relación, donde no hubo un buen matrimonio, donde no hay un futuro si no reconciliamos con nuestros temores y nuestro pasado. A veces es mejor y más sano estar separados que juntos por el bienestar de los hijos.

¿Por qué se separan las parejas?

En ocasiones las parejas deciden separarse por adicción lo cual produce un gran desgaste para la pareja, mas para el que debe lidiar con el adicto, el dinero la situación económica, expectativas diferentes incluso sobre la familia, proyecto de vida, falta de comunicación, aburrimiento, incompatibilidades, abuso por maltrato psicológico o físico y por último la infidelidad.

En muchos de estos casos aun la pareja se ama y no por falta de amor se separan, por lo menos en su mayoría, sino por no tener la capacidad para gestionar el amor en dirección al bienestar y crecimiento de cada uno, sino al contrario hacen daño como el caso de las infidelidades.

Lo que se hizo o no se hizo 

En la mayoría de los casos las parejas viven sumergidas en el supuesto, en lo !Que hubiera pasado si yo! o !si yo hubiera hecho¡, en si !Yo tengo la razón¡, !El es el culpable¡, vamos esto realmente no soluciona el verdadero problema nos escuda de la verdad.

La añoranza de lo que fue, nos permite recordar, vivir nuevamente cada uno de esos momentos tanto felices como tristes y no es malo pero no debemos anclarnos sino reparar y sanar las heridas, si observas bien te darás cuenta que todos están sufriendo, tienes a tu lado a tu hijo/hijos y ellos más que nadie son los que absorben todo lo vivido. De aquí radica la importancia de separar la relación de pareja a la relación como padres por que lo mas importante no es lo que fue o lo que se hizo sino concentrarse en el ahora en ti y en tus hijos.

Los hijos están bien, si los padres están bien

Se decía que la pareja es para toda la vida en donde la muerte es lo único que podría separarlo, acaso debemos pagar un alto precio por querer separarnos, incluso a costa de nuestra propia paz mental y físico. Lo que se busca es que los hijos sean los menos afectados ante la separación, permitiendo que sean más felices a largo plazo aunque en el momento sea complicado de llevar. Los hijos evidencian todos los problemas, ellos sienten, escuchan, aprenden también y puede ocasionar sentimientos de culpa en ellos, problemas de conducta sino se gestiona de manera adecuada el divorcio o la separación.

Para lograr que los padres estén bien se debe reconciliar con el pasado, dejando atrás esos temores y miedos enfrentándose, también sucesos que no nos permiten perdonar a nuestra ex pareja, incluso perdonarnos a nosotros mismos, dándole paso a la conciliación para que entre la paz, donde hay amor no hay lugar para el sufrimiento.

Del mismo modo restaurar el amor  y reconocer a la persona que amamos en su momento aceptando las fallas de cada uno en intimidad no con los hijos, es imposible separarse sin emociones encontradas y desencuentros dolorosos e hirientes siempre habrá sentimientos negativos pero siempre habrá una manera de no herir al otro. Es necesario que individualmente la pareja se trabaje para su libertad interna y emocional ya que el desamor en la pareja siempre será doloroso siempre tendrá altos y bajos con sentimientos intensos.

Lo que debemos hacer, con nuestros hijos

Por causa de la separación te preguntarás ¿cómo puedes ayudar a tu hijo o hijos a comprender el divorcio?. Lo que podemos hacer los padres en primero:

1.- Hablar con su hijo de lo que está sucediendo con franqueza y de manera abierta, como “tu papá y yo creemos que separarnos”.

Lo que debemos hacer, con nuestros hijos

2.- Conversar con su hijo o hijos de que no es su culpa, y de que no es su responsabilidad resolverlo, dado que el niño puede tomar la separación como su culpa del porque no estarán más juntos. se debe reforzar el amor que le tiene a su hijo y que no es abandono.

3.- No comprometer a su hijo en las peleas entre usted y su pareja, tampoco en las críticas mutuas, ni  enfrente de su hijo.

4.- Hable con el otro padre sobre los problemas y sentimientos de su hijo a solas donde no pueda este escuchar para así juntos como padres poder resolverlo.

5.- Cuando le hable a su hijo trate de no culpar al otro padre ni demostrar enojo o ira, es necesario explicarles que en algunos casos es mejor que papá y mamá no estén juntos.

6.- Ser pacientes ambos padres para enfrentar las preguntas y preocupaciones que tendrá su hijo, no es necesario tener las respuestas de todo a veces es mejor escuchar a nuestro hijo poner atención y luego poder responder. como ¿Por qué se van a divorciar? y ¿Algún día volverán a vivir juntos?.

La separación siempre será un tema de disputa en donde realmente los hijos a lo largo se fortalecen con las dificultades si estos se manejan de manera adecuada, en donde los padres e hijos van aprendiendo en el camino y con el pasar del tiempo, lo cual nos enseña que somos humanos y no somos seres perfectos. No hay mal que por bien no venga sea estando en pareja o no, se debe afrontar el desamor sin dañar a los hijos, separados como pareja y juntos como padres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here