Sífilis: Enfermedad de transmisión sexual que evoluciona en 3 etapas

0
718
sifilis

La sífilis es una de las enfermedades mas antigua que existe pero que aun sigue generando controversia en el tiempo de su aparición; ya que algunas hipótesis estipulan que surgió con el nuevo mundo a través de la tripulación de cristobal colon pero que muchas veces solía confundirse con la lepra. El agente causal de la sífilis pertenece a un grupo de bacterias conocido como Treponemataceae, el cual agrupa tres géneros de bacterias: Leptospira, Borrelia y Treponema.

El agente causal de la sífilis pertenece al género Treponema y se denomina como “Treponema pallidum”. En un principio, la enfermedad era mortal y aguda, causando
la muerte en unos pocos días; esta enfermedad en conjunto con la tuberculosis, eran consideradas como las grandes simuladoras, ya que podían confundirse con cualquier tipo de enfermedad.

Incluso la OMS ha estimado que en para el año 2006 ya existían mas de 12 millones de personas infectadas con sífilis; y lo peor de todo es que la mayoría de ellos no sabían como se transmitía la enfermedad. Es por ello que en el siguiente articulo conocerás todo lo relacionado a la sífilis y que puedes hacer para evitar su transmisión.

¿Qué es la sífilis?

Es una enfermedad infecto-contagiosa de curso crónico, transmitida principalmente por el contacto sexual.

¿Cómo se transmite la sífilis?

La sífilis venérea ocurre en todo el mundo y su incidencia varía con la distribución geográfica y el entorno socioeconómico. La enfermedad se puede adquirir por:

  • Contacto sexual (la más frecuente)
  • De forma congénita a través de la placenta
  • Por transfusión de sangre humana contaminada
  • Inoculación accidental directa.

Un paciente es más infeccioso al principio de la enfermedad y gradualmente disminuye la contagiosidad con el paso del tiempo.

La bacteria “Treponema pallidum” es capaz de penetrar en el organismo a través de las membranas mucosas intactas o a través de heridas en la piel. A partir de aquí, el microorganismo se disemina por el cuerpo humano a través de los vasos linfáticos o sanguíneos. En la práctica medica, cualquier órgano del cuerpo humano puede ser invadido incluyendo el sistema nervioso central (SNC).

¿Cuáles son los síntomas o etapas clínicas de la sífilis?

Clínicamente, la sífilis se divide en una serie de etapas:

  • Fase de incubación
  • Sífilis primaria
  • La sífilis secundaria
  • Sífilis tardía o terciaria
  • Sífilis latente

1. Fase de incubación: 

El período de incubación medio es de tres semanas (varía de tres a 90 días). Todo va a depender del tamaño de la inoculación en donde con apenas unos minutos aparece en el sistema linfático y se disemina en pocas horas a todo el organismo, incluido el sistema
nervioso central y el humor acuoso.

2. Sífilis primaria:

  • Poco después del período de incubación aparece una pápula en el lugar de inoculación que rápidamente se erosiona dando lugar al chancro.
  • Se caracteriza por ser de base limpia y endurada, no exuda y es poco o nada dolorosa.
  • Los genitales externos son los lugares más frecuentes donde aparece el chancro, seguidos del cuello uterino, boca, área perianal, etc.
  • A las 3 semanas se acompaña de una linfadenopatía regional consistente (agrandamiento moderado de un ganglio linfático), que no es supurativo.
  • El chancro cura al cabo de tres a seis semanas, sin lesión residual pero la
    adenopatía persiste un poco más.

 

3. Sífilis secundaria:

  • Representa el estadio clínico más florido de la infección y empieza entre dos y ocho 8 semanas después de la aparición del chancro, pudiendo estar éste presente todavía.
  • Los treponemas invaden todos los órganos y la mayoría de los líquidos
    orgánicos.
  • Las manifestaciones son muy variadas que incluyen desde el exantema, maculopapular o pustular, que puede afectar a cualquier superficie del cuerpo (En las áreas intertriginosas, las pápulas se agrandan y erosionan produciendo placas infecciosas denominadas condiloma planos) hasta presentar faringitis, anorexia, artralgias y linfadenopatías generalizadas (la que afecta al ganglio epitroclear sugiere el diagnóstico).

4. Sífilis tardía o terciaria:

  • En la tercera fase (llamada también fase final), entre uno y veinte años después del inicio de la infección, la sífilis se vuelve a despertar para atacar directamente al sistema nervioso o algún órgano.
  • En esta fase se producen los problemas más serios y puede llegar a provocar la muerte. Algunos de los problemas son: Trastornos oculares, cardiopatias, lesiones cerebrales, lesiones de la médula espinal, perdida de la coordinación de las extremidades, aneurimiso sifilitico, sifiloma.
  • La lesión (en la nariz) es indicativo de la tercera etapa de la sífilis.
  • Aunque un tratamiento con penicilina puede matar la bacteria, el daño que haya hecho en el cuerpo podría ser irreversible.
  • Si se afecta el sistema nervioso central puede conllevar a la neurosifilis donde las manifestaciones clínicas consisten en paresia, afasia, manifestaciones psiquiátricas, etc. El daño se produce principalmente por una desmielinización de la
    columna posterior, ganglios y raíces dorsales que provocará la aparición de un cuadro clínico de ataxia, parestesias, incontinencia fecal, impotencia, etc.
  • El riñón se puede afectar por depósitos de inmunocomplejos
  • En el hígado puede aparecer hepatitis sifilítica, alteraciones del tracto gastrointestinal
  • Y en el sistema osea puede aparecer una sinovitis, osteitis, etc.
  • En el corazon se puede producir la sifilis cardiovascular donde la lesión patológica subyacente es la endoarteritis obliterante que afecta los vasa vasorum de la aorta y que provocará una necrosis de la capa media con destrucción del tejido elástico y la consiguiente aortitis con aneurisma sacular y, con menos frecuencia, fusiforme.

5. Sífilis latente:

La sífilis latente se caracteriza por una serologia positiva sin síntomas ni signos.

¿Qué es la sífilis congénita?

Los bebés de las mujeres con sífilis pueden infectarse mediante la placenta o durante el parto. La mayoría de los recién nacidos con sífilis congénita no presentan síntomas, aunque en algunos casos se puede presentar una erupción cutánea en las palmas de las manos y las plantas de los pies. Entre los síntomas posteriores se incluyen sordera, deformidades en los dientes y nariz en silla de montar (cuando colapsa el puente nasal).

sifilis congenita

¿Cómo se realiza el diagnostico de la sífilis?

Se utiliza mediante una detección directa e indirecta de la bacteria T. pallidum. Entre los métodos directos tenemos:

  • 1. Examen en fresco con microscopía de campo oscuro: Es el método de diagnóstico más rápido y directo en las fases primaria, secundaria y congénita precoz. La muestra ideal es el exudado de las lesiones, como el chancro, condiloma plano y lesiones
    mucosas, ya que contienen gran cantidad de treponemas.
  • 2. Inmunofluorescencia directa (DFA-TP): Consiste en la tinción con anticuerpos monoclonales o policlonales fluorescentes dirigidos frente a T. pallidum en los frotis desecados de lesiones sospechosas, una vez fijados con acetona o metanol.
  • 3. Demostración en tejidos: Requiere materiales obtenidos por biopsia, sobre los que se lleva a cabo una impregnación argéntica.

Detección indirecta de T. pallidum:

1. Pruebas serológicas: Se detectan dos tipos de anticuerpos: los llamados reagínicos, no específicos o no treponémicos, y los treponémicos o
específicos (IgG e IgM). Aunque los resultados falsos positivos son bastante frecuentes, son los mejores métodos de diagnóstico serológico en la sífilis latente temprana y en la tardía. Las pruebas reagínicas se dividen en:

  •  Floculación microscópica o VDRL (Venereal Disease Research Laboratory), USR
  •  La floculación macroscópica o RPR
  •  Enzimoinmunoensayo (ELISA) no trepónemico: utiliza como antígeno el del VDRL.

También te podría interesar: ¿Cuales son las enfermedades venéreas mas frecuentes en la mujer?

¿Cuál es el tratamiento de la sífilis?

El tratamiento de elección para la sífilis es la penicilina, en todas sus fases. En las fases primaria y secundaria, se usa penicilina G benzatinica en una dosis de 2,4 millones de UI por vía intramuscular por una sola vez. En las fases tardía y tardía latente se usa penicilina G benzatínica en tres dosis de 2,4 millones de UI intramuscular una vez por semana, totalizando 7,2 millones de UI.

Para la neurosífilis: el tratamiento es penicilina G cristalina administrada por vía endovenosa a razón de 18 a 24 millones de UI en una dosis administrada en una infusión continua lenta o dividida en 6 dosis diarias (a razón de una dosis cada dos o tres días). Esta última forma de administración se realiza con el fin de que el antibiótico difunda al LCR (líquido cefalorraquídeo), lugar donde se encuentra alojada principalmente la bacteria durante esta última fase. No obstante, el tratamiento no asegura una eficacia clínica. En pacientes alérgicos a la penicilina se opta por un esquema antibiótico que no contenga betalactamicos, siendo los más usados la doxiciclina y la ceftriaxona.

Es importante recalcar que cuando la sífilis es tratada a tiempo, la enfermedad tiene cura sencilla sin dejar secuelas.

¿Cómo se puede prevenir la sífilis?

El uso de condones de látex consistente y correcta para el sexo vaginal y anal puede reducir el riesgo de transmisión, pero mientras el condón puede proteger el pene o la vagina, no protege de contactos con otras áreas como el escroto o área anal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here