Síndrome de Diógenes: Acumulador de objetos en la tercera edad

0
517
sindrome de diogenes

El síndrome de Diógenes afecta al menos a 1 de cada 2.000 personas, la mayoría hombres y mujeres de edad avanzada, se refiere a una afección con distintos comportamientos de acaparamiento, grave abandono de sí mismo y negligencia en el cuidado del entorno físico, así como el aislamiento social.

Su abandono es tan severo que a menudo los pone en grave riesgo de complicar su salud, y sin intervención, sus habilidades de cuidado personal pueden atrofiarse hasta el punto de no existir. Es por eso la importancia de poder detectarlo y conocerlo a tiempo.

¿Que es el síndrome de Diogenes?

También llamado síndrome de la miseria senil, recibió su nombre por el filosofo griego Diógenes, conocido como el Cínico, aunque este hombre, al contrario de las personas que sufren el trastorno, se desprendió de cualquier pertenencia y de la banalidad de los convencionalismos sociales.

Que es el sindrome de Diogenes

La característica de este síndrome es principalmente una persona adulta mayor, que vive sola y aislada de su entorno, que acumula gran cantidad de objetos, y que puede provocar problemas de convivencia con sus vecinos y familiares dado a los desperdicios y la suciedad que ocasionan. Estos objetos de alguna manera tienen sentido para la persona que los acumula que a veces los tiene ordenados y clasificados, mientras que, en otros casos, se trata de satisfacer un deseo de apego mal dirigido.

Puede afectar tanto hombres y mujeres de cualquier edad, nivel socioeconómico, pero generalmente es muy común entre las personas de edad avanzada y con inteligencia promedio que tiene más de 60 años y que viven solas.

Tipos de Síndrome de Diógenes

Existen dos tipos de síndrome de Diógenes, primario y secundario:

  • Síndrome de Diogenes primario: el desarrollo de la enfermedad no está relacionado con la aparición o el empeoramiento de ningún otro trastorno psicológico, emocional o de salud del comportamiento.
  • Síndrome de Diogenes secundario: los síntomas del síndrome se determinan como un efecto secundario o síntoma de otra afección médica o psicológica.

Síntomas del síndrome de Diógenes

Las personas a medida que envejecen pueden perder ciertas habilidades incluso descuidar su apariencia física pero de allí a descuidar su salud, tener desinterés en su apariencia y perder su calidad de vida no es normal y pueden ser indicadores del síndrome de diógenes.

Sintomas del sindrome de Diogenes

Algunos de los síntomas más presentes son:

  • Abandono extremo.
  • Falta de conciencia del entorno, los eventos mundiales o las necesidades de otras personas.
  • Retiro social, aislamiento.
  • Acumulación compulsiva de basura.
  • Falta de aseo personal, autocuidado y limpieza.
  • Comportamiento de acaparamiento.
  • Falta de interés en limpiar o mantener el hogar.
  • Comportamientos y tendencias obsesivo-compulsivas.
  • Desnutrición, desinterés por comer o preparar comidas.
  • Paranoia, hostilidad, agresión.
  • Desconfianza hacia los amigos, la familia, las figuras de autoridad y la profesión médica.

Efectos del síndrome de Diógenes 

Entre los muchos efectos del síndrome de Diógenes se encuentra un mayor riesgo de abuso de sustancias y dependencia. Los hombres y mujeres con esta condición pueden recurrir a las drogas y al alcohol como una forma de lidiar con el estrés, la agitación y la infelicidad que causa su condición, que es un patrón común en aquellos que experimentan trastornos mentales graves.

Dado el abuso del alcohol y las drogas esto empeora los síntomas de la afección, y en algunos casos parece estar implicado en la aparición real del síndrome. En consecuencia, es vital que las personas que exhiben los síntomas del síndrome de Diogenes y la adicción reciban atención médica y terapéutica integral.

¿Cuáles son las causas del síndrome de Diógenes?

Es un síndrome que se origina en las personas de tercera edad, que llegan a descuidar los hábitos de higiene, que puede producirse por el simple aislamiento social que les lleva a la falta de contacto con sus semejantes, o también puede ser producto de un problema psiquiátrico que lo desencadene, como depresión mayor o demencia.

De ahí la importancia de establecer un diagnóstico claro para tratar los trastornos que aparecen demás en caso de que existan, ya que son los que mantienen el síndrome. Del mismo modo, el aislamiento social, la soledad que padece la persona y que la llevan a una rigidez de pensamiento, también a rasgos de personalidad preexistentes

¿Cómo se diagnóstico el síndrome de Diógenes?

Para diagnosticar esta enfermedad es importante que la familia informe sobre la situación, ya que la persona por si sola no lo hará. Del mismo modo, el especialista debe, en primer lugar, detectar si sufre de síndrome de Diógenes o, sólo se trata de un trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad en donde tienden a tener una conducta egocéntrica y en la mayoría de los casos  piensan que esos objetos tienen una utilidad.

Como se diagnóstico el sindrome de Diogenes

Se diferencia del síndrome de Diógenes en que suele ser una conducta que no pasa de los límites de su vida privada por lo que sólo es conocida por su entorno familiar. Por lo tanto es fundamental el seguimiento del paciente por la familia o médicos, enfermeros.

Tratamiento del síndrome de Diógenes

El tratamiento para los pacientes que padecen este síndrome va dirigido a tratar las posibles complicaciones derivadas del mal estado nutricional e higiénico. Sin embargo, acto seguido es necesario instaurar medidas preventivas para que el cuadro no vuelva a repetirse. Para ello se necesita un apoyo social o familiar, asistencia domiciliaria y evitar la hospitalización.

El problema es que las personas con el síndrome de Diógenes suelen rechazar la ayuda social o familiar. Si no están incapacitados por motivo de alguna patología psiquiátrica de base o una demencia, no pueden ser ingresados sin su consentimiento,  por lo que termina volviendo a su tipo de vida anterior.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here