Todo lo que debes saber acerca de la “Enfermedad del Legionario”

0
383
enfermedad del legionario

A partir del año 1976 se dio a conocer el primer brote de la enfermedad del legionario, una infección grave que afecta los pulmones (parecida a la neumonía), y según cifras oficiales del centro de control y prevención de enfermedades, cada año se reportan 20 brotes en los Estados Unidos afectando aproximadamente a 5000 mil personas, y es allí, donde seguro usted se preguntará: ¿Como es posible que una bacteria se transmita tan rápido contagiando a tantas personas?.

Pues, la mayoría de estos los brotes han sido adquiridos en edificios que tienen grandes sistemas de agua, como hoteles, centros de cuidados a largo plazo y hospitales, ya que La bacteria Legionella se multiplica con mayor rapidez y facilidad en los sistemas de agua que no están bien mantenidos. Es por ello, que siempre se recomienda que los propietarios y administradores de edificios adopten los estándares recientemente publicados que promueven la implementación de programas de manejo del agua contra la Legionella.

Por tal motivo, en el siguiente articulo de “Hoy Aprendí”, conocerás como se transmite la enfermedad del legionario y cuales son las medidas de prevención que puedes aplicar para prevenir la enfermedad.

¿Qué es la enfermedad del legionario?

La Legionelosis, es una enfermedad reconocida como una bacteremia aguda, cuyo agente etiológico es la bacteria Legionella, y que cuenta con dos formas clínicas y epidemiológicas muy bien definidas y diferentes:

  • La Enfermedad de los Legionarios (Neumonía de los Legionarios)
  • la Fiebre de Pontiac (Legionelosis no neumónica, la cual cursa con síntomas leves sin haber un grado de afectación importante)

legionario enfermedad

¿Quien causa esta enfermedad?

El agente causal son las especies de “Legionella” las cuales son bacterias gramnegativas, que se encuentran en medios naturales y en embalses de agua artificiales. Proliferan en los arroyos, los ríos, los lagos, los estanques, el lodo y los suelos. Hasta el presente, no menos de 35 especies diferentes de Legionella han sido identificadas, pero la especie más comúnmente relacionada con la enfermedad es la Legionella pneumophila

En lugares como duchas, grifos, calderas de vapor, termopermutadores y otras fuentes conductoras de agua, la bacteria Legionella puede proliferar, debido a la acumulación de sedimentos que suelen producirse como resultado del efecto causado por las aguas a altas temperaturas. Además, las tuberías con poca agua o ninguna, o en aquellas que contienen restos de lodo y suciedad, constituyen un medio propicio para el crecimiento y desarrollo de la L. Pnemophila.

¿Cómo se transmite la enfermedad del legionario?

El mecanismo primario de entrada de las especies de Legionella en el tracto respiratorio puede ser a través de la inhalación de aereosoles o microaspiración de agua. Los sistemas generadores de aereosol que han sido asociados a la trasmisión de la enfermedad incluyen tuberías de enfriamiento, equipos de terapia respiratoria y
yakusis.

Actualmente se encuentra muy definido que los sistemas de distribución de agua en hogares de ancianos, lugares de trabajo y residencias privadas, constituyen una fuente de contaminación por Legionella y estos han estado asociados con casos de Legionelosis adquirida en la comunidad

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad del legionario?

Los síntomas iniciales tanto de la Enfermedad de los Legionarios como de la Fiebre de Pontiac se caracterizan por:

  • Malestar general
  • Mialgias
  • Cefalalgia
  • En el término de un día puede aparecer fiebre que se eleva rápidamente, con temperaturas entre 39 ºC y 40,5 ºC acompañada de escalofríos.
  • Los síntomas gastrointestinales son importantes, especialmente las diarreas, las cuales ocurren entre el 20% y el 40% de los casos; las deposiciones son más líquidas que sanguinolentas.
  • En la enfermedad del legionario es común observar la tos seca y el dolor en el pecho, ocasionalmente pleurítico, que puede ser prominente unirse con hemoptisis (sangre al toser)
  • En el caso de la Enfermedad de los Legionarios las radiografías de toráx a veces indican zonas circunscritas o focales de consolidación, que pueden evolucionar hasta la afección bilateral y producir finalmente insuficiencia respiratoria.

¿Cómo se realiza el diagnostico del síndrome del legionario?

A pesar de su fácil crecimiento en los sistemas de agua, es bastante difícil de cultivar in vitro. Como consecuencia, la mayoría de los diagnósticos se basan en técnicas serológicas para detectar el aumento de anticuerpos. El diagnóstico de la legionelosis requiere una prueba especial que no se realiza de forma rutinaria en las personas que tienen fiebre o neumonía. Por lo tanto, el médico debe considerar la posibilidad de legionelosis con vistas a obtener las pruebas adecuadas, tales como:

● Aislamiento por cultivo de Legionella en secreciones respiratorias o tejidos.
● Visualización microscópica de la bacteria en las secreciones respiratorias o tejidos por
microscopía inmunofluorescente.
● Detección de antígenos en la orina en el caso de la Legionellosis debido a L.
pneumophila serogrupo por radioinmunoensayo

¿Cuál es el tratamiento de la enfermedad del legionario?

El retardo de un tratamiento apropiado contra la neumonía por Legionella contribuye a incrementar de manera significativa la mortalidad por esta enfermedad; es por eso que debe iniciarse una terapia específica ante casos severos de neumonía adquirida en la comunidad.

Los medicamentos de elección han sido: los aminoglucosidos (como la Eritromicina y la azitromicina) y las quinolonas (como la ciprofloxacina y la levofloxacina).

¿Cómo se puede prevenir la enfermedad del legionario?

  • Instalar los tubos de enfriamiento suficientemente lejos de las tomas de aire, áreas de paseo o otras que sean frecuentadas por personas.
  • Situar los aires acondicionados suficientemente alejados de las tomas exteriores de aire
  • Para eliminar el ascenso de vapor de agua por el orificio de entrada de aire.

Una vez que el sistema ha sido correctamente instalado, se pueden realizar tareas de limpieza y mantenimiento para disminuir considerablemente los niveles de Legionella pneumophila. Entre ellas están:

  • Corregir las condiciones que contribuyen a la acumulación de agua cerca de las tomas
    exteriores de aire.
  • Limpieza química y chorros de agua a los equipos antes de iniciar el servicio y
    anualmente antes de los cambios estacionales.
  • Realizar sistemáticamente análisis cuantitativos de Legionella en los tubos de
    enfriamiento. Recuerde que la simple presencia de la bacteria no debe ser causa de
    alarma.

En conclusión:

Podemos decir, que las bacterias son un tipo de microorganismo que han existido desde el origen de la vida, las cuales tiene la capacidad de mutar y tornarse resistente muy rápidamente a los antibióticos que la combaten, es por ello, que nosotros como personas siempre tenemos que estar alertas para prevenir la propagación de enfermedades. Tal es el caso de la enfermedad del legionario, que a pesar de que es una patología poco conocida en algunos países, es capaz de provocar grandes brotes, transmitiéndose rápidamente de una persona a otra a través de la inhalación de aerosoles o microaspiración de agua contaminada.

Por tal motivo si empiezas a tener síntomas respiratorios como tos con expectoración verdosa que no cede y que se acompaña de sangrado con fiebre continua y dolor en el pecho, es importante que acudas al medico lo antes posible, para que te evalué, te de el diagnostico presuntivo y te indique el tratamiento adecuado para contrarrestar la enfermedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here