Trastorno negativista desafiante en niños

0
449
trastorno negativista desafiante en niños

Hemos visto en algún momento niños y adolescentes que tienden a desobedecer, a desafiar, a presentar rabietas y a oponerse ante los mandatos. En este caso estamos enfrente de un trastorno negativista desafiante que es un patrón repetitivo de conducta negativa y a menudo dirigido contra las figuras de autoridad que debe ser controlado y tratado a tiempo para evitar problemas mayores en la vida adulta del niño. 

Es un trastorno frecuente que es mas común en niños que en niñas y puede tener un inicio de alrededor de los 8 años o antes de esta edad, presentándose antes de la etapa de la pubertad. El patrón de comportamiento negativista y desafiante tiene un gran impacto y efectos muy negativos en la vida personal, social y académica del afectado.

¿Qué es el trastorno negativista desafiante?

El presente trastorno tiene un patrón recurrente de conducta oposicionista, negativista, desafiante, desobediente y hostil dirigido a las figuras de autoridad. Es frecuente que en esta situación relacional se genere un círculo vicioso que provoca un gran sufrimiento a todos los implicados en él y que puede tener consecuencias muy negativas tanto en la esfera familiar como en la académica y social.

Síntomas del trastorno negativista desafiante 

El trastorno se expone en el ambiente familiar, pudiendo no ponerse de manifiesto en la escuela ni en la comunidad. Los síntomas del trastorno suelen ser más evidentes en las interacciones con adultos o compañeros a quienes el sujeto conoce bien, por lo tanto, pueden no manifestarse durante la exploración clínica. Normalmente los sujetos con este trastorno no se consideran a sí mismos negativistas ni desafiantes, sino que justifican su comportamiento como una respuesta a exigencias o circunstancias no razonables.

El trastorno oposicionista desafiante se manifiesta de las siguientes maneras:

  • Suelen estar resentidos con todo lo que les rodea. Se molestan e irritan con facilidad.
  • Utilizan un lenguaje obsceno. Cuando se enfadan utilizan palabras hirientes, con la intención de hacer daño.
  • Suelen tener problemas académicos.
  • Son mentirosos e incumplidores.
  • Accesos de cólera
  • Discusiones con adultos
  • Desafiar activamente o negarse a cumplir las demandas o normas de los adultos
  • Llevar a cabo deliberadamente actos que molestarán a otras personas
  • Acusar a otros de sus propios errores o problemas de comportamiento
  • Ser quisquilloso o sentirse fácilmente molestado por otros

Durante los años escolares puede haber baja autoestima, labilidad emocional, baja tolerancia a la frustración, utilización de palabras soeces y un consumo precoz de alcohol, tabaco o sustancias ilegales. Son frecuentes los conflictos con padres, profesores y compañeros. Puede establecerse un círculo vicioso en que el padre y el niño pongan de manifiesto lo peor de cada uno.

desafiante

En ocasiones, los niños pueden presentar estos comportamientos parecidos a los que caracterizan este trastorno, pero son pasajeros y propios de la edad. Los padres y profesores tendrán que estar atentos a estas diferencias, ya que para que se pueda hablar de trastorno negativista desafiante estos síntomas se deben presentar con  gran frecuencia, además de interferir en el aprendizaje, la adaptación en la escuela y, algunas veces, con las relaciones personales del adolescente.

Prevalencia y curso del trastorno negativista desafiante

Actualmente se han hallado entre el 2 y el 16% de niños afectados por este trastorno. Del mismo modo, el trastorno negativista desafiante suele ponerse de manifiesto antes de los 8 años de edad y en general no en el inicio de la adolescencia. Los síntomas negativistas acostumbran a aflorar en el ambiente familiar, pero con el paso del tiempo pueden producirse en otros ambientes.

Su inicio es típicamente gradual, y suelen mantenerse a lo largo de meses o años. Tiene una relación significativa de poder desarrollar el trastorno disocial, en el caso de persistir en la vida adulta los síntomas.

Causas del trastorno negativista desafiante

El trastorno negativista desafiante parece ser más frecuente en familias donde por lo menos uno de los padres cuenta con una historia de trastorno del estado de ánimo, trastorno oposicionista desafiante, trastorno disocial, trastorno por déficit de atención con hiperactividad, trastorno antisocial de la personalidad o trastorno por consumo de sustancias.

Además, algunos estudios sugieren que las madres con trastorno depresivo cuentan con más probabilidades de tener hijos con trastorno negativista, aun se están haciendo investigaciones al respecto. El trastorno oposicionista desafiante es más frecuente en familias donde existen conflictos conyugales graves.

oposicionista

Del mismo modo, es más prevalente en familias donde los cuidados del niño quedan perturbados por la sucesión de distintos cuidadores o en familias en que las prácticas educativas son duras, incoherentes o negligentes. El trastorno por déficit de atención con hiperactividad es común en niños conjunto con esta patologia . Los trastornos del aprendizaje y los trastornos de la comunicación también tienden a asociarse a este trastorno.

Diagnóstico del trastorno negativista desafiante 

Para la realización del diagnóstico negativista desafiante en base a los síntomas que deben estar dirigidos hacia una autoridad que persiste por lo menos durante 6 meses y se caracteriza por la frecuente aparición de por lo menos 4 de los siguientes comportamientos: Las conductas negativistas y desafiantes se expresan por terquedad persistente, resistencia a las órdenes y renuencia a comprometerse, ceder o negociar con adultos o compañeros.

Cuando se sospecha la presencia de trastorno oposicionista desafiante, el médico evalúa cuidadosamente al niño diagnosticado para detectar signos de depresión, como pueden ser alteraciones del sueño o del apetito, así como ansiedad.

síntomas del trastorno oposicionista desafiante

En niños, la depresión y los trastornos por ansiedad pueden causar algunos síntomas similares a los del trastorno negativista desafiante. Los médicos deben distinguir estos trastornos del trastorno negativista desafiante, a menudo basándose en otros síntomas que causan los trastornos.

También deben distinguir el trastorno negativista desafiante del trastorno de déficit de atención  con hiperactividad no tratado, que también puede causar algunos síntomas similares. Estos síntomas a menudo disminuyen cuando el déficit de atención con hiperactividad se trata adecuadamente.

Tratamiento del trastorno negativista desafiante 

El tratamiento es multidisciplinar y no se va tratar igual en todos los casos  y en algunos casos se deberá utilizar tanto el tratamiento psicológico como el farmacológico.

Tratamiento psicológico

En este tipo de tratamiento se busca ayudar al niño ha desarrollar habilidades que le permitan lidiar con la frustración y con la resolución de problemas, al mismo tiempo de aprender a gestionar las emociones y las conductas más adecuadas. Especialmente, se debe llegar a controlar las conductas agresivas, aprender a adaptarse a la normas y conductas sociales adecuadas y hacer un uso apropiado del lenguaje.

tratamiento psicológico

La psicoterapia puede abarcar terapia individual, familiar y grupal, con técnicas como la cognitivo conductual para que pueda controlar la impulsividad e ira. En la familiar ayudara a realizar cambios en el ambiente y en las relaciones, potenciando las conductas deseables y eliminar los comportamiento negativistas del paciente.

Tratamiento farmacológico

El tratamiento farmacológico no suele usarse por lo general para el trastorno negativista desafiante, sino que este solo se recomienda cuando hay presencia de otros síntomas o trastornos, como por ejemplo, depresión, ansiedad, TDAH, etc. No obstante, se deberán seguir siempre las indicaciones médicas en cuanto al uso de fármacos y evitar la automedicación en todo momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here