Urticaria: Reacción inflamatoria de la piel ¿Cómo se produce?

0
288

En la actualidad la urticaria es una de las enfermedades dermatológicas más frecuentes que existe; estimándose que entre el 15 y el 25% de la población ha sufrido en algún momento de un cuadro urticaria aguda (lesiones cutáneas llenas de liquido) posterior un agente alérgico. Puede aparecer a cualquier edad, aunque el grupo más afectado tiene entre 20 y 40 años.

La importancia de este tema radica en la cronicidad; como se trata de un proceso inflamatorio de la piel puede conducir a que la persona constantemente este liberando agentes proinflamatorias; conllevando a que cualquier sustancia le genere un proceso alérgico pudiendo atentar contra su salud.

Es por ello que en el siguiente articulo de “Hoy Aprendí” conocerás como se produce la urticaria y que se puede hacer para prevenirlo.

¿Qué es la urticaria?

Es una enfermedad de la piel caracterizada por lesiones cutáneas edematosas, de contornos delimitados y con un halo eritematoso, generalmente evanescentes y cambiantes acompañada de prurito (picazón)?

¿La urticaria y el angioedema son lo mismo?

El angioedema o edema angioneurótico, se caracteriza por la rápida tumefacción (edema) de la piel, la mucosa y los tejidos submucosos. puede ocurrir en cualquier
localización del cuerpo humano, aunque, generalmente, afecta la cara (labios, las mejillas, las áreas periorbitales, la lengua), la faringe, la laringe o parte de alguna extremidad. Se acompaña de dolor, mas no de prurito y puede durar algunos días antes de su resolución.

Por lo tanto es necesario enfatizar que en la actualidad no se considera a la urticaria como un daño independiente del angioedema, sino, que ambos procesos suceden al mismo tiempo es decir, primero ocurre la urticaria y finaliza con el angioedema.

angioedema

¿Cómo se origina la urticaria?

La dermis (segunda capa de la piel) está compuesta por mastocitos los cuales son células de defensa que se liberan ante cualquier proceso alérgico que se produzca en el organismo. Entonces La urticaria es el resultado de la liberación de histamina, bradicinina, leucotrieno 4, prostaglandina D2 y otras sustancias vasoactivas derivadas de los mastocitos y basófilos de la dermis.

Estas sustancias originan extravasación del fluido plasmático hacia la dermis, lo que genera un edema que suele ser transitorio, y que constituye esa lesión tipo roncha característica de la urticaria y el intenso prurito. El proceso expuesto es originado por varios mecanismos.

1. Reacción de hipersensibilidad tipo I: mediada por anticuerpos IgE y antígeno que forman un complejo que se une al receptor en la superficie del mastocito y de los basófilos, lo que origina la desgranulación de estas células, con la posterior liberación de histamina dando como resultado los habones o ronchas pruriginosas en la piel.

2. La Reacción de hipersensibilidad de tipo II: mediada por células T citotóxicas, que causa depósito de inmunoglobulinas, complemento y fibrina alrededor de los vasos sanguíneos, lo que conduce a una urticaria vasculítica, lo que explicaría la hinchazón en el sitio de picadura de algún insecto o de los ojos posterior a la ingesta del agente alérgico.

3. Reacción de hipersensibilidad tipo III: Caracterizada por complejos inmunes que se las asocia con enfermedades autoinmunes que causan urticaria como en el caso lupus eritematosa sistémica (por lo general se da en procesos crónicos).

como se origina la urticaria

¿Cuáles son las causas de la urticaria?

Las causas que pueden desencadenar el episodio de urticaria son muy variadas y pueden dividirse en dos grupos: inmunológicas y no inmunológicas.

Inmunológicas

  • Alimentos o ingredientes específico tales como: El nitrito sódico (salchichas y jamón cocido)
  • Alergias a medicamentos: frecuentemente antibióticos del grupo de la penicilina y analgésicos del grupo de las pirazolonas como la dipirona.
  • Alergia a alimentos: principalmente huevo, mariscos, trigo, frutos secos y soja.
  • Picaduras de insectos.
  • Contacto: plantas (aloe vera, etc.), cosméticos, latex, etc.
  • Urticaria autoinmune: tales como la tiroiditis autoinmune, artritis, lupus, entre otras.

No inmunológica:

  • Las urticarias físicas: provocadas por diversas circunstancias tales como: el frío, la sudoración, ejercicio físico, o el roce o contacto con la piel.
  • Infecciosas: asociadas más frecuentemente a infecciones virales (virus de Epstein-Barr, etc.), bacterias (estreptococo, etc.)

¿Cómo se clasifica la urticaria?

1. Las urticarias agudas:

  • Se presentan con ronchas de aparición regular, durante un período de tiempo no mayor de seis semanas.
  • Las lesiones típicamente se resuelven dentro de las 24 horas.
  • Es mucho más frecuente en la población pediátrica
  • Su causa suele ser idiopática en 50 %, debida a infecciones del tracto respiratorio en 40%, a medicamentos en 9 % y a alimentos en 1 %. Cuando es desencadenada por medicamentos, picadura de insectos, contacto con agentes externos,
  • Entre 20 % y 30 % de estas progresan hacia la urticaria crónica o a la urticaria recurrente o episódica.

2. Urticaria crónica:

  • Definida como el desarrollo de ronchas de ocurrencia diaria por más de seis semanas.
  • Las lesiones individuales finalizan entre las 4 y las 36 horas, y que pueden afectar la calidad de la vida.
  • Se estima que las causas son 35% son urticarias físicas; 5%, vasculíticas; un mínimo porcentaje, idiopáticas; el resto (60%) es referido solo como UOC.
  • En general, la urticaria crónica es más prevalente en adultos y en el sexo femenino (razón mujeres/hombres: 2/1).

3. Urticaria episódica o intermitente:

Cuando la urticaria no es continua o diaria, por lo que hay días sin presencia de ronchas.

¿Cuál es el tratamiento?

Es indiscutible el uso de antihistamínicos, aunque no todos los pacientes respondan a plenitud e, incluso, algunos hasta empeoran. Es por ello que el tratamiento se va a dividir en tres lineas.

1. Medicamentos de primera linea:

Los antihistamínicos tienen la capacidad de inhibir la liberación de histamina de los mastocitos y de los basófilos. Su actividad es la de un agonista inverso de los receptores H1, que reduce la acumulación de eosinófilos inducida por alérgenos. Los antihistamínicos se clasifican en dos grupos: los de primera generación, con un efecto sedativo importante, ya que cruzan la barrera hematoencefálica (clorfenamina, difenhidramina), y los de segunda, con capacidad sedativa muy poca o nula (desloratadaina, cetirizina).

2. Terapia de segunda línea

En este grupo están los antidepresivos tricíclicos (doxepina), los corticoides (como la hidrocortisona de acción rápida vía endovenosa o la prednisona por vía oral), los antagonistas de los canales de calcio, los suplementos de levotiroxina, los antagonistas de los receptores de los leucotrienos (montelukast usado para prevenir las crisis de asma recurrentes), entre otros. Se opta cuando la urticaria no ha respondido a los fármacos de la primera línea.

3. Terapia de tercera linea:

Terapia de tercera línea se prescribe en pacientes con urticaria que no responden a los tratamientos de primera y segunda líneas, por lo general, son los que padecen urticaria
crónica autoinmune. La ciclosporina es el agente más usado y el mejor estudiado en esta línea de tratamiento. En pacientes con urticaria autoinmune grave, a la
dosis de 4mg/kg/d, por dos meses, solo 25% de los que respondieron permanecieron libres de urticaria de cuatro a cinco meses.

tratamiento de la urticaria

¿Cómo se puede prevenir la urticaria crónica?

Las siguientes son recomendaciones que te pueden ayudar a prevenir la recurrencia o aliviar los síntomas de urticaria crónica:

1. Usa ropa suelta, ligera: La urticaria suele ocurrir en zonas del cuerpo donde se ejerce una presión local. Evita el uso constante de cinturones o ropa muy apretada.

2. Evita rascarte o frotarte la piel: Esto puede resultar irritación y desencadenar más ronchas. Un rascado intenso puede ocasionar lesiones o heridas en la piel. Consulta a tu médico si la picazón se torna peor.

3. Enfría la zona afectada con una ducha o paños fríos: La urticaria tiende a exacerbarse en ambientes calientes o en situaciones que incrementan la temperatura de la piel. Refrescar estas zonas disminuye la picazón y la intensidad de las ronchas.

4. Evita jabones o champús irritantes en la higiene corporal: Es más recomendable usar jabones a base de avena y sin perfume.

5. Anota en un diario cuándo y dónde se producen las ronchas: describe lo que estabas haciendo, lo que comiste o en qué circunstancias aparecieron. Esto puede ayudar a tu médico a identificar algún factor desencadenante.

También te podría interesar: Lesiones de la piel ¿Cuales son las más frecuentes y como se tratan?

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here