Vesícula biliar: ¿Qué es y cuáles enfermedades surgen de él?

0
760
vesicula biliar

Seguro te parecerá un órgano sin importancia ya que en algunas ocaciones puedes vivir sin él, pero a pesar de que se trate de un órgano muy pequeño; la vesícula biliar cumple muchas funciones indispensables en nuestro organismo este se encuentra unido no solo al hígado, sino también al intestino delgado mediante un sistema de conductos biliares, y las variadas agrupaciones que entrelazan y participan en la producción y en el transporte de la bilis.

¿Qué es la vesícula biliar?

Como lo mencionamos anteriormente la vesícula biliar es una órgano hueco y pequeño, con forma de pera, que tiene un tamaño aproximado de entre 5 y 7 cm de diámetro mayor. Este Se conecta con el intestino delgado (duodeno) por la vía biliar común o conducto colédoco.

higado y vesicula

¿Cual es la función de la vesícula biliar?

Su función es la acumulación y almacenamiento de la bilis, contiene un volumen de alrededor de 50 ml de bilis que libera al duodeno a través de los conductos hepático y cístico, y entra en él a través de la papila y ampolla de vater. Está adherida a la superficie visceral del hígado.

La secreción de la bilis por la vesícula es estimulada por la ingesta de alimentos, sobre todo cuando contiene carne o grasas, en este momento se contrae y expulsa la bilis concentrada hacia el duodeno.

¿Cual es la función de la bilis?

La bilis es un líquido de color pardo verduzco que tiene la función de emulsionar las grasas, produciendo microesferas y facilitando así su digestión y absorción, además de favorecer los movimientos intestinales, evitando así la putrefacción. A diario, una persona puede generar alrededor de 1 litro de esta sustancia.

¿Cuales son las patologías que incluyen la vesícula biliar?

La vesícula biliar es más conocida por los potenciales problemas que puede ocasionar, ya que es el lugar de asiento de los cálculos de sales biliares (piedras pequeñas) que obstruyen la vía biliar y generan patologías inflamatorias que, en algunos casos, pueden eliminarse con medicamentos, y en muchos otros deben tratarse quirúrgicamente. A la inflamación de la vesícula biliar se le llama colecistitis y a la presencia de cálculos en dichas vías se la llama colelitiasis.

¿Que es la colelitiasis?

coloquialmente llamada “piedras en la vesícula” cálculos biliares o litiasis biliar, se refiere a la formación de cálculos en la vías biliares, sobre todo en la vesícula. Son formaciones de material sólido que pueden ser tan pequeñas como granos de arenilla o, en ocasiones excepcionales, tan grandes que ocupan toda la vesícula.

¿Cuales son los tipos de cálculos biliares?

Hay dos clases principales de cálculos biliares:

  • Los de colesterol: compuestos en su mayor parte por esa sustancia, que representan alrededor del 80% de todos los casos diagnosticados en los Estados Unidos.
  • Los pigmentarios: constituidos en su mayor parte por sales cálcicas de pigmentos biliares y otros compuestos, a los que corresponde el 20% restante de los casos diagnosticados.  Cálculos de pigmento negro, formados fundamentalmente de bilirrubinato cálcico a partir de la hemólisis. Cálculos de pigmento marrón, se forman a partir de infecciones bacterianas o helmínticas en el sistema biliar, son frecuentes en poblaciones orientales.

Puesto que la mayoría de los pacientes tienen cálculos de colesterol, la clase de cálculo es importante, ya que sólo los cálculos de colesterol pueden tratarse con medicamentos y sino mejoran requieren ya la intervención quirúrgica.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

La colelitiasis es más frecuente en las mujeres que en los hombres con una proporción de 4 a 1, y hay factores que predisponen a la enfermedad como la obesidad, el uso de anticonceptivos, las dislipidemias, la diabetes.

¿Cuáles son los síntomas (cuadro clínico)?

colecistittis

Puede ser asintomática como ocurre en la mayoría de los pacientes, pero cuando ocurre una obstrucción de la salida de la bilis en alguno de los conductos, los cálculos pueden causar entre las patologías más importantes: colecistitis (inflamación de la vesícula) aguda, crónica, cólicos biliares, pancreatitis e sindrome icterico obstructivo.

La manifestación principal es el cólico biliar, se produce al obstruir con un cálculo un conducto biliar, y se suele asociar a la inflamación de la vesícula (colecistitis). Pero el cuadro clínico clásico de colelitiasis es dolor en hipocondrio derecho tipo cólico (intermitente), mejora con analgesia. No se acompaña de ictericia, no hay fiebre, el vomito es raro, y tiene signo de murphy negativo, a diferencia de la colecistitis que tiene este signo positivo.

La colecistitis aguda y crónica:

se caracteriza por: dolor abdominal en el epigastrio o hipocondrio derecho, náuseas, vómitos, fiebre, peritonismo local o un plastrón de vesícula biliar, etc. en el caso de la colecistitis crónica produce cólicos intermitentes e inflamación crónica. puede haber de ictericia,puede existir fiebre y tiene signo de murphy positivo

Sindrome Icterico Obstructivo:

El sindrome icterico obstructivo es ocasionado por una ictericia posthepática que se debe a la obstrucción del colédoco, lo que provoca una disminución de la velocidad de tránsito de la bilirrubina (colestasis) en cualquier punto del árbol biliar, ya sea por un cálculo a nivel de la vesícula biliar o incluso por la compresión originada por un cáncer de cabeza de páncreas. Algunos ejemplos son la coledocolitiasis y el cáncer de cabeza de páncreas.

La pancreatitis:

La pancreatitis es la inflamación del páncreas: Ocurre cuando las enzimas pancreáticas (especialmente la tripsina), que digieren la comida, se activan en el páncreas en lugar de hacerlo en el intestino delgado. La inflamación puede ser súbita (aguda) o progresiva (crónica). La pancreatitis aguda generalmente implica un solo “ataque”, después del cual el páncreas regresa a su estado normal. El 80% de las pancreatitis es causado por cálculos biliares e ingesta de alcohol, siendo los cálculos biliares la causa más común de pancreatitis aguda y el alcohol la etiología más común de pancreatitis crónica.

Colangitis: 

la colangitis, también conocida como colangitis aguda ascendente o sepsis biliar, se refiere a una inflamación y/o infección de los conductos hepáticos y biliares comunes asociados con la obstrucción del conducto biliar común. La obstrucción del conducto biliar común causa una rápida proliferación de bacterias en el árbol biliar. Las causas más comunes de obstrucción del conducto biliar son los cálculos que migran de la vesícula biliar

¿Cómo se diagnostica la colelitiasis?

  • La mayoría de los pacientes se les realiza el diagnóstico cuando acuden a emergencia quejándose de dolor abdominal o de malestar gastrointestinal por lo que se realizan análisis específicos destinados a diagnosticar la presencia de cálculos.
  • Con frecuencia se realiza un estudio muy sensible, denominada, ultrasonografía o ecografía abdominal: con la que se produce una imagen o fotografía de la vesícula y de los conductos biliares, permitiendo al médico determinar si hay algún cálculo presente, cualquiera que sea su clase. Este método es el que más se emplea, por no emitir radiaciones.
  • Posteriormente con la existencia de cálculos se puede realizar la CEPRE (colangiopancreatografia endoscopica retrograda): la cual se introduce en el intestino delgado un tubo flexible que se pasa al conducto biliar; seguidamente se inyecta en los conductos un colorante y se toma una radiografía. Método de elección para detectar cálculos en el colédoco y sirve como tratamiento también para la extraccion de calculos.

¿Cuál es el tratamiento de la colelitiasis?

La colecistectomía es uno de los tratamiento para extirpar la vesícula biliar

Si las litiasis biliar llega a producir síntomas el tratamiento debe ser quirúrgico, una colecistectomía (extirpación de la vesícula biliar). Aunque la vesícula biliar es un órgano importante, no es esencial para la vida. Muchos pacientes con cálculos biliares o con complicaciones resultantes de los cálculos se someten a la extirpación quirúrgica de la vesícula (colecistectomía), operación sin grave peligro que es una de las practicadas con mayor frecuencia en todo el mundo. En los Estados unidos, se hace más de 500.000 veces al año.

Si los cálculos biliares también han causado el bloqueo de los ductos biliares, se podrían realizar otro procedimiento como:

Colangiografía hepática percutánea (CTHP):

La CTHP se lleva a cabo haciendo una pequeña incisión sobre la piel, e introduciendo una aguja dentro de los conductos biliares. Para localizar los cálculos biliares que podrían estar causando el bloqueo, se inserta un material de contraste con yodo dentro de los ductos biliares. Algunas piedras podrían ser removidas durante la CTHP, y otras podrían ser desviadas dejando un catéter o tubo pequeño en el lugar.

Si su médico determina que usted está muy enfermo para ser sometido a una cirugía, existen otros procedimientos que se podrían utilizar hasta que se pueda llevar a cabo la cirugía.

Colocación del tubo de colecistectomía:

Un tubo de colecistectomía es un tubo pequeño de plástico (catéter) colocado dentro de la vesícula biliar a través de una incisión en la piel. El objetivo de este procedimiento es descomprimir la vesícula que está distendida, bloqueada e inflamada, mediante el vaciado de la bilis acumulada bajo presión, hacia afuera del cuerpo en una bolsa que está conectada al tubo. Esto permite reducir el dolor y la inflamación en la vesícula biliar, y le dá tiempo a los antibióticos para que actúen, y a la cirugía para que llegue el momento adecuado. Sin embargo, no trata la causa subyacente (las piedras).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here